MONSEÑOR CARLOS AMIGO VENDRÁ A SALAMANCA




MONSEÑOR CARLOS AMIGO  EN SALAMANCA
Presentará en el mes de noviembre su libro:

SAN FRANCISCO DE ASÍS, HISTORIA Y LEYENDA

Siguiendo con su actividad formativa religiosa, la Hermandad Franciscana del Santísimo Cristo de la Humildad confirma que el Cardenal Monseñor Carlos Amigo presentará en nuestra ciudad, a finales del mes de noviembre, su libro San Francisco de Asís, historia y leyenda.

El cardenal con este último libro, publicado por Ediciones San Pablo, nos acerca a la vida del Santo a través de un estudio histórico riguroso y de la leyenda que ha ido configurando, a través del tiempo, la admirada figura de San Francisco.

Monseñor pertenece a la orden franciscana de la provincia de Santiago. Más allá de su impresionante currículo dentro de la Iglesia, es su don de gentes y esa personalidad tan vigorosa y cercana lo que lo configuran como una de las grandes personalidades de nuestro tiempo.



NUESTRA PEREGRINACIÓN 
A TIERRA SANTA

Por J. F. Santos Barrueco

Entre los días 22 y 29 del pasado mes de Mayo, un grupo de hermanos y allegados de la Hermandad Franciscana del Santísimo Cristo de la Humildad estuvimos de peregrinación en Tierra Santa. La elección de la fecha no fue casual. A través de la Custodia franciscana de los Santos Lugares, se buscaron los días en los que el Padre Custodio estuviera en Jerusalén, para posibilitar un encuentro con la Hermandad.
Una semana antes del viaje nos confirmaron que nuestro guía espiritual sería el Padre franciscano fray Teodoro López, del Centro de Tierra Santa en España, uno de los autores de la guía de peregrinación a Tierra Santa y gran conocedor de la Tierra de Jesús. También nos confirmaron que nos alojaríamos en las Casas Novas, los hospedajes de peregrinos que los franciscanos tienen en Nazaret, Jerusalén y Belén, situados junto a las emblemáticas basílicas de la Encarnación, del Santo Sepulcro y de la Natividad respectivamente, lo que nos permitió disfrutar de unas visitas en las primeras y últimas horas de apertura, sin las aglomeraciones de peregrinos.
La peregrinación nos llenó de satisfacción a todos y cumplió nuestras expectativas. Sería muy difícil escoger los mejores momentos, que, por otra parte, serían distintos para cada uno de nosotros. En cada lugar, fray Teodoro nos daba las explicaciones pertinentes y nos leía los fragmentos evangélicos relacionados con el mismo. Uno de los momentos más emotivos para todos se produjo en el lago de Galilea. Habíamos celebrado la Eucaristía muy cerca del mismo, en una capilla dedicada a San Juan Pablo II, junto a la iglesia del Primado de Pedro, y después de meter los pies en las aguas del lago, nos trasladamos a un barco que nos llevó "mar adentro". Allí, en el centro del lago, dominábamos las dos orillas y teníamos a nuestra vista lugares como Cafarnaúm, Betsaida, Magdala, la iglesia del Primado, la loma en la que se asienta el Memorial de la Bienaventuranzas y Tagba, la explanada en la que se levanta la iglesia que conmemora la multiplicación de los panes y los peces. Fray Teodoro mandó parar los motores del barco y se produjo un silencio que nos hizo sentir la presencia de Jesús más que en ningún otro lugar. En aquéllos parajes transcurrió la mayor parte de su vida pública y allí "pescó" a los que ÉL haría "pescadores de hombres". Estábamos en el mismo lago, el único lugar que no requiere excavaciones, explicaciones o estudios arqueológicos para evidenciar la presencia de Cristo entre nosotros, en las mismas aguas en las que Jesús calmó la tempestad o llenó de pesca las redes de sus incrédulos y asombrados discípulos. Fueron unos momentos para sentir esa Presencia a flor de piel, unos minutos inolvidables para todos. También lo fueron las Eucaristías celebradas en las tres basílicas más importantes, en la de la Encarnación en Nazaret; en la del Santo Sepulcro en Jerusalén, en la capilla situada junto a la edícula que cobija el sepulcro vació testigo de nuestra fe, la capilla de los franciscanos que conmemora la aparición de Jesús Resucitado a su Santísima Madre; y en la basílica de la Natividad, a las 6 de la mañana, completamente vacía de peregrinos, todos junto al altar del pesebre en la pequeña gruta en la que el Hijo de Dios se hizo hombre. Después nos trasladamos al Campo de los Pastores, donde pudimos besar la imagen del Niño, cantando el Adeste Fideles. La tarde del Viernes fue otro momento importante rezando el Vía Crucis con los franciscanos por las calles de Jerusalén. Pudimos constatar la fuerza y el respeto que impone la presencia franciscana en Tierra Santa. Un número importante de frailes seguidos por los peregrinos recorrimos las estaciones por una Vía Dolorosa atestada de tiendas y  transeúntes, judíos, ortodoxos y musulmanes.
La reunión con el Padre Custodio, fray Francesco Patton, fue un momento muy importante para la Hermandad. En el convento de San Salvador en Jerusalén, sede de la Custodia franciscana, tuvimos una reunión larga, cálida y muy emotiva. Fray Francesco se sentía cómodo y a gusto con nosotros. Nos comentó la precaria situación de los cristianos en Tierra Santa y agradeció la labor de la Hermandad, demostrándonos un buen conocimiento de nuestra situación. Nos obsequió con dos significativas reliquias, una piedra del Gólgota y otra del Santo Sepulcro, con los correspondientes certificados de autenticidad, que colocaremos incrustadas en la cruz a los pies del Santísimo Cristo de la Humildad, titular de la Hermandad, para vincular la imagen y la Hermandad con la Custodia franciscana. Por nuestra parte, el Hermano Mayor, José Manuel Ferreira, agradeció la labor de los franciscanos en los Santos Lugares y la importancia que para la Hermandad supone el apoyo de la Custodia. Le entregamos una carta con el saludo de nuestro Obispo Don Carlos, unos obsequios y una cantidad significativa de dinero, procedente de donativos que para Tierra Santa había recibido la Hermandad sumada a la que nos habían entregado algunos conventos.
También es importante resaltar que recogimos 200 cruces de tau en madera de olivo, que habíamos encargado a través de la Custodia a artesanos cristianos de Belén. Serán las cruces pectorales que impondremos a los hermanos en la fiesta de la Hermandad, el próximo Domingo 1 de Octubre.
 La Hermandad tiene la intención de promover estas peregrinaciones que resultan importantes para mantener la presencia cristiana en aquéllos Santos Lugares.

VENID A TIERRA SANTA


Campo de los Pastores de Belén Foto jmfc
Tierra Santa acoge la historia que sobre su piel nos espera para rozarnos el alma con la voz del interior que crece en sus surcos. La vivencia allí fortalece el fruto del interior que sostiene en lo más dentro del espíritu cristiano lo que somos.
Pero aquella bendita tierra expande con sus labios sagrados, más allá de las huellas santas, el grito desolador de los hermanos que comparten con nosotros el ADN de la salvación que bautiza al hombre, bajo la sombra de la cruz, con la bendita sangre de Cristo.
No escuchar ese sobresalto que taladra el mundo pidiendo auxilio, es obviar lo que ocurre en estos momentos en la Tierra de Jesús el Nazareno.  Quedarse solo con la experiencia interior, que allí nutre con suma facilidad cualquier expectativa, es no entender el grito desgarrador que brota reivindicando nuestra ayuda.
El experto mensaje franciscano, con diáfana claridad, nos ha hecho ver que debemos mirar  con los ojos del corazón hacia aquellos lugares que custodian, en la tierra del Señor, con tanto celo desde hace siglos. Porque allí el pueblo de Cristo está a punto de desaparecer del paisaje santo, mientras nosotros no caemos en la cuenta de que somos desorientados cómplices de tan demencial desastre.
¿Podemos permitirnos el lujo de este desamparo que deja en soledad a quienes allí viven dando testimonio de nuestra fe?

En estos momentos las cifras de la población cristiana se sitúan en torno a un paupérrimo 1,8%, cuando no hace tanto tiempo superaban el 20%. Este porcentaje desolador nos lo facilitaba fray Artemio, un fraile palentino que lleva toda la vida vinculado a la misión de Tierra Santa. No hay trampa, ni es una mera anécdota la durísima afirmación de que los cristianos pueden desaparecer de Tierra Santa no tardando mucho.
Sólo el desconocimiento de lo que allí ocurre, posibilita este desencuentro con la obligación que tenemos de mantener nuestra heredad en aquella tierra, con algo más que esos sentimientos que nos tocan con desbordante emoción las alcobas del alma. Hacen falta medios económicos que sólo pueden salir de la caridad cristiana de otras partes del mundo.
En nuestro corazón cofrade y franciscano, siguen resonando las palabras del Custodio de Tierra Santa, fray Francesco Patton, cuando ratificaba sus muestras de cariño hacia nosotros, pidiéndonos que sigamos firmes en nuestro empeño de cercanía con los cristianos de Tierra Santa, a través de la Hermandad Franciscana, que nació en Salamanca para llevar a cabo tan importante fin.  El padre Francesco, conmovido, nos habló de la catástrofe que sufre Siria, donde la Custodia Franciscana sigue, de forma ejemplar, dando cuanto tiene por medio de sus misioneros.
Fray Romualdo volvía a aparecer en el recuerdo con sus inolvidables palabras: Los franciscanos nunca abandonaremos Siria, porque Siria es nuestra tierra.

En este contacto tan próximo con los franciscanos, hemos podido dar con una de las claves que puede paliar el abandono masivo de los cristianos de aquella zona tan conflictiva del mundo. Es imprescindible peregrinar a Tierra Santa, para que la presencia continua sobre aquellas históricas poblaciones regenere, por medio de nuestra aportación económica, la esperanza en los hermanos de fe que allí nos esperan con los brazos abiertos.
No debemos olvidar que la artesanía cristiana sostiene a muchas familias. Sin ese medio de subsistencia nuestra gente puede quedar atrapada en los cercos ignominiosos de los muros que como una cuerda ahogan cualquier proyecto ilusionante de vida.

Pero mientras preparamos esa peregrinación que puede cambiarnos la vida en el terreno personal, suscribámonos a la revista Tierra Santa. Una revista que, en manos de expertos colaboradores,  se configura como una de las publicaciones religiosas más importantes que se distribuyen por todo el mundo. El donativo como esencia de caridad cristiana, que sea por otro lado el abrazo de proximidad que nos introduzca en las frecuencias del amor, al que estamos comprometidos, simplemente por ser cristianos.
…………..
La barcaza en el medio del Mar de Galilea recibía los chasquidos del agua como susurros, que dentro del corazón, nos hacían presumir que Jesús el Nazareno nos decía: Deja cuanto tienes y ven...

LA HERMANDAD FRANCISCANA DEL SANTÍSIMO CRISTO DE LA HUMILDAD RECIBE UNA RELIQUIA DEL SANTO SEPULCRO Y OTRA DEL CALVARIO

 El pasado 27 de mayo los peregrinos, cofrades de la Hermandad Franciscana del Santísimo Cristo de la Humildad, fueron recibidos por el Custodio de Tierra Santa, fray Francesco Patton, en el convento de San Salvador de Jerusalén.

El fraile franciscano salmantino(allí presente) Enrique Bermejo saludó a sus paisanos antes de presentar a fray Francesco, el cual comenzó agradeciendo a la Hermandad salmantina su vinculación a los cristianos de Tierra Santa a través de la Custodia.

Tan reverendo padre dio un repaso a la situación lamentable en la que viven los cristianos en aquella zona conflictiva, animando a la Hermandad a seguir trabajando en la concienciación de que los cristianos de todo el mundo estamos obligados a mirar hacia los Santos Lugares. En su entrañable acogida no faltó la referencia a fray Romualdo Fernández Ferreira que falleció en Siria hace año y medio y que es la raíz fundacional que puso en marcha la Hermandad Franciscana.

Al término de la intervención, fray Francesco le entregó al Hermano Mayor de la Hermandad Franciscana salmantina dos reliquias, una del Calvario y otra del Santo Sepulcro para ser incrustadas en la cruz que soportará la imagen del Santísimo Cristo de la Humildad que está tallando en estos momentos el escultor Fernando Mayoral.

Por su parte J. M. Ferreira Cunquero, agradeció al Custodio y a fray Enrique Bermejo todos los apoyos recibidos desde la Tierra de Jesús por parte de la orden franciscana, y de forma muy emotiva resaltó la importancia de las reliquias recibidas para llevar a cabo el vínculo de la Hermandad con Tierra Santa. Así mismo el poeta salmantino invitó a fray Francesco a visitar nuestra ciudad, cosa que no descartó que pueda producirse no tardando mucho.

Antes de finalizar el acto le fueron entregados, por parte de los miembros de la Junta Directiva de la Hermandad, varios presentes así como los donativos recaudados desde el momento de la erección canónica de la cofradía salmantina.

El acto fue documentado por la fotógrafa oficial de la revista Tierra Santa, para la reseña que se publicará en la citada publicación que se distribuye por todo el mundo.

DOCUMENTAL PROGRAMA PUEBLO DE DIOS: TIERRA SANTA I

DOCUMENTAL PROGRAMA PUEBLO DE DIOS: TIERRA SANTA II 




                                                                                                                                                                    

EN TIERRA SANTA - MISA POR FRAY ROMUALDO

No podía haber tenido un mejor guía el grupo de peregrinos de la Hermandad Franciscana, para vivir la gran experiencia de recorrer los lugares sagrados de Tierra Santa que fray Teodoro, que es el máximo responsable de las peregrinaciones franciscanas en España.
En la primera misa celebrada en la Básilica de la Natividad, el padre Teodoro dedicó unas hermosas palabras a su recordado compañero y amigo Fray Romualdo Fernández Ferreira, que falleció en Damaco hace año y medio. Fray Romualdo es el germen fundacional de la Hermandad Franciscana del Santísimo Cristo de la Humildad.
Durante este recorrido, los peregrinos se encontrarán en Jerusalén con el Custodio de Tierra Santa que una vez que reciba los donativos recogidos por la Hermandadentregará al Hermano Mayor unas reliquias certificadas por la Custodia, para ser incluidas en la cruz que soportará al Santísimo Cristo de la Humildad, que está tallando el escultor Fernando Mayoral.


EL CUSTODIO DE TIERRA SANTA NOS ENTREGARÁ UNA RELIQUIAS PARA LA CRUZ DEL CRISTO DE LA HUMILDAD


EL CUSTODIO FRANCISCANO DE TIERRA SANTA ENTREGARÁ A LA HERMANDAD FRANCISCANA UNAS RELIQUIAS QUE SERÁN INCRUSTADAS

 EN LA CRUZ DEL CRISTO DE LA HUMILDAD


Fr. Francesco Patton, Custodio de Tierra Santa
El próximo día 27 de mayo serán recibidos por el Custodio Franciscano de Tierra Santa en el Monasterio de San Salvador de Jerusalén los miembros de la Hermandad Franciscana del Santísimo Cristo de la Humildad, que durante esos días estarán realizando una peregrinación por los Santos Lugares.
En el transcurso de una entrevista, que será fundamental para la cofradía franciscana salmantina, habrá un intercambio de presentes y recuerdos. Por parte de la Custodia, fray Francesco Pattón, entregará unas reliquias con su correspondiente certificado de autenticidad, para ser introducidas en la cruz del Santísimo Cristo de la Humildad que en estos momentos está tallando el escultor Fernando Mayoral. Por parte de la Hermandad se hará entrega al reverendo padre italiano de un cuadro del pintor salmantino Andrés Alén así como del libro HISTORIA, VIDA Y PALABRA DEL MONASTERIO DE LA PURÍSIMA CONCEPCIÓN del que es autora la escritora y poeta salmantina Mercedes Marcos y los dos volúmenes editados por la Junta de Semana Santa de Salamanca.
En esta peregrinación la Hermandad hará entrega de los donativos que han sido recogidos durante estos meses, para cumplir con el fundamento principal que hizo posible su fundación. Así mismo se producirá un encuentro con el fraile salmantino, Enrique Bermejo, quien ha sido y es el gran valedor de la Hermandad ante la Custodia Franciscana de Tierra Santa.

Organizada por la Hermandad Franciscana, LA CONFERENCIA DE JOSÉ MANUEL HERNÁNDEZ LLENA EL CASINO




J. M. Ferreira Cunquero, José F. Santos Barrueco y J. Manuel Hernández,

Con un lleno absoluto en el Casino de Salamanca, asistíamos ayer a la conferencia que organizaba nuestra Hermandad y que impartía el sacerdote D. JOSÉ MANUEL HERNÁNDEZ SÁNCHEZ  sobre Tierra Santa.

José Manuel después de haber viajado a las benditas Tierras del Señor en 17 ocasiones, acumula tal experiencia, que puede decirse de él, sin ningún género de dudas, que es uno de los mayores expertos sobre esta temática tan apasionante para los cristianos.

Sus acertadas palabras fueron acompañadas con espectaculares fotografías que fueron realizadas por el ponente a lo largo de los años, despertando con ellas el interés de un público expectante y entregado.

TIERRA SANTA, PASADO, PRESENTE Y FUTURO, fue el título buscado por este experto profesor que ha enseñado durante lustros a cientos de salmantinos a manejar los libros que conforman la biblioteca más visitada del mundo: la Biblia.

De su mano recorrimos geográficamente con todo lujo de detalles, la Tierra Santa, hasta meternos en los apasionantes renglones históricos que escribió el tiempo con sangre y dolor.

No faltó la valentía para centrar el tema en las dificultades que atraviesan en este momento los cristianos en aquella parte tan importante del mundo y con el respeto propio de un  hombre de Iglesia, José Manuel Hernández explicó la santidad que hierve en aquellos lugares para las tres grandes religiones monoteístas.

Al final el conferenciante hizo reflexionar a los asistentes en silencio, mientras una veintena de fotografías impactantes, les introducía en la lamentable situación que se vive en Tierra Santa, bajo la impregnación de un  odio que matiza el fanatismo religioso que sigue imprimiendo facturas irreconciliables…

Desde la Hermandad Franciscana expresamos nuestro agradecimiento a José Manuel Hernández por su colaboración y a los asistentes por sus donativos, que serán entregados el día 28 de mayo en Jerusalén al Padre Custodio de Tierra Santa.