marquesina

CONTRA LA PERSECUCIÓN DE LOS CRISTIANOS EN EL MUNDO Y AL LADO DE NUESTROS HERMANOS POR MEDIO DE LA CUSTODIA FRANCISCANA DE TIERRA SANTA - HAZTE HERMANO-franciscanahermandad@gmail.com -

A TIERRA SANTA - JULIO 2023 - SALIDA DESDE SALAMANCA - MADRID

 

La Hermandad Franciscana del Stmo. Cristo de la Humildad de Salamanca, que nació para vincularse a los cristianos de Tierra Santa por medio de la Custodia Franciscana, promueve y organiza la peregrinación a Tierra Santa, que tendrá lugar desde el 14 al 21 de julio.

La pandemia hizo que se suspendiese esta peregrinación durante 3 años. Este es el momento en que aconsejados por los franciscanos de Tierra Santa, reiniciamos nuestra obligación de promocionar las peregrinaciones a Tierra Santa.

Se saldrá desde Salamanca en autocar hasta Madrid.

El misterio de la Navidad pintado por Fernando Mayoral



Tomás Gil Rodrigo

A Fernando Mayoral le conocemos sobre todo por su faceta de escultor. En las calles y plazas de Salamanca conviven entre nosotros sus reconocidas figuras, que llenan de belleza y esperanza nuestro día a día, lleno de luces y sombras, de penas y alegrías. Del mismo modo, en la iglesia de San Martín y en la procesión del sábado anterior al Domingo de Ramos, contemplamos su impactante y sobrecogedora imagen de Cristo crucificado, bajo la advocación de la Humildad. Nadie queda indiferente ante la representación de la humildad de Cristo, en su rostro vuelto al Padre en obediencia, y en la línea continua, que recorre en movimiento todo su cuerpo, dispuesto a amar y servir con su vida a la humanidad.  

Sin embargo, ahora estamos empezando también a descubrir las cualidades pictóricas de Fernando Mayoral, tal y como nos explicó, en su preciosa intervención, la profesora de historia del arte Montserrat González el pasado mes de noviembre en el Casino de Salamanca, dedicada a las representaciones pictóricas de Mayoral que ilustran la revista anual Pasión en Salamanca con motivo de unas jornadas dedicadas a homenajear al artista tras su fallecimiento el pasado mes de junio, organizadas por la Hermandad Franciscana del Cristo de la Humildad. Como es lógico, a estas jornadas fue invitada y acudió la familia del artista. Al finalizar pude saludarles y charlando con su hijo Gonzalo, entre las muchas cosas que hablamos, me comentó que su padre felicitaba todos los años la Navidad a los amigos y conocidos con unas preciosas postales que el mismo pintaba, algunas de las cuales él conservaba con cariño. Entonces fue cuando pensé que había que seguir mostrando sus pinturas y, dado que estaba próxima la Navidad y tenía asignado el día 23 de diciembre para intervenir en la revista digital de Pasión, le pregunté si nos las podía pasar. De este modo las disfrutamos todos y así nos ayudan a contemplar el misterio del amor de Dios que estos días vamos a celebrar. Así que le doy las gracias, en nombre de todos, a su hijo Gonzalo por este regalo compartido.


Entresacadas de las muchas felicitaciones que pintó Mayoral, estas ocho son ilustrativas de su buen hacer y componen un bello conjunto realizado entre los años 2003 y 2008, según data él mismo al lado de su firma. Lo verdaderamente importante es lo que en cada uno evoque y suscite cada postal, dentro de un dialogo contemplativo, por eso, solo voy a dar unas sencillas claves técnicas, estilísticas e iconográficas, que nos pueden ayudar a valorar y a entrar más adentro. Lo primero que se aprecia es que están realizadas con materiales muy sencillos, aplicados sobre el papel o la cartulina, como son la acuarela, el lápiz, la tinta, el pastel, las ceras… Al no ajustarse a ningún encargo y ser sencillos regalos de felicitación, Fernando Mayoral se siente muy libre y los simplifica en obras abiertas y aboceteadas, completadas por el que las mira y recibe con los ojos del corazón. En la composición se entremezclan y unen, sin saber que se aplicó antes, la línea del dibujo, la luz, las sombras y los colores. Se trata de un estilo expresionista entre lo abstracto y lo figurativo, porque hace un arte sincero, con un esfuerzo que busca lo esencial y la belleza. Al final se produce, sin que se sepa cómo, la gracia de una presencia y un encuentro con el misterio y la trascendencia. A través de los colores, que son muy llamativos y potentes, expresa sentimientos humanos muy profundos (amor, alegría, vida, paz, compasión) y, a la vez, transmite espiritualidad por medio de unas formas, delimitadas por la línea y el color intenso, que parecen flotar al alejarse o acercarse.


Aunque todas estas pequeñas pinturas tratan el tema central y fundamental de la Navidad, que es el nacimiento del Hijo de Dios, podemos distinguir iconográficamente varios momentos significativos, que parten de la escena de la Anunciación-Encarnación, en la que Gabriel saluda y bendice a María para que Jesús se haga hombre en su seno, pasando por el instante mismo del nacimiento del Niño en el pesebre de Belén, representado en tres versiones diferente: la preciosa acuarela de la adoración de los pastores, el reconocimiento de María, que sostiene y nos enseña a su pequeño desde su regazo de madre, la marcha de los reyes magos montados sobre sus caballos atravesando la ciudad de Belén, o la actualización de la Navidad por medio de una gran estrella luminosa que sobrevuela la ciudad de Salamanca. Además de los textos evangélicos de Lucas y Mateo, que escucharemos estos días en las eucaristías de Navidad, la fuente de inspiración para estas pinturas-postales, también están aquellos nacimientos que montaba y preparaba Fernando Mayoral junto a sus hijos todos los años con tanto cariño. Las casas superpuestas, los celajes del fondo con las estrellas, la luna y la gran estrella que llevó a los magos hasta Jesús, el portal que cobija a María, José y al Niño, o la vegetación formada por el musgo, los árboles y las palmeras, reviven esa tradición y experiencia de llevar hasta el hogar el nacimiento de Cristo.


Por medio de estas sugerentes felicitaciones de Mayoral os deseo que acojamos a Jesús, el Hijo de Dios, que se ha hecho hombre para que le sigamos por el camino de su descenso, pobreza y servicio. ¡Feliz Navidad 2022!

 

 

 

 

 

Publicado en: PASIÓN EN SALAMANCA

Pinturas: Fernando Mayoral
 

7º ANIVERSARIO DEL FALLECIMIENTO DE FRAY ROMUALDO - MISA POR LOS DIFUNTOS DE LA HERMANDAD FRANCISCANA DEL STMO. CRISTO DE LA HUMILDAD


  

 

 

Tal día como hoy, en el año 2015, fallecía en Damasco, tras una larga enfermedad, el padre Romualdo Fernandez Ferreira (franciscano de la Custodia de Tierra Santa) después de haber dedicado toda su vida misionera en las tierras del Señor.

Había ejercido su ministerio sacerdotal en Jerusalén, El Cairo y Alejandría. Pero Siria y sus gentes habitaban su corazón de tal forma que, cuando pudo regresó a aquel país; lo hizo para desempeñar las máximas responsabilidades dentro de la orden franciscana.

Como arqueólogo publicó diversos libros y estudios sobre el arte bizantino sirio, recogiendo, de manos del Papa Benedicto, una de las más altas distinciones por sus trabajos en ese campo, que cobra ahora un gran interés por la destrucción sufrida en el país a causa de la guerra.

Cuando estaba preparando su viaje para venir a España, sufrió una enfermedad que lo tuvo en coma durante 8 meses. El Jefe de Negocios de la Embajada del Líbano lo visitó varias veces en el Hospital de Damasco y, lleno de asombro, comprobó cómo era cuidado por el personal sanitario y por la gente, que se deshacía en elogios hacia el fraile español.

La familia no pudo traerlo a España, al haber dejado dicho a los frailes que si ocurría cualquier problema (pues él se movía por todo el país, incluso durante la guerra) debía ser enterrado en Siria, pues allí estaba su vida y su gente.

La Hermandad Franciscana del Santísimo Cristo de la Humildad se fundó en Salamanca recordando aquellas últimas conversaciones con la familia, en las que rogaba ayuda para la obra que la Custodia Franciscana lleva a cabo en el oriente, aparte de regentar los Santos Lugares, que son patrimonio de todos los cristianos del mundo.

La Hermandad Franciscana, destina el 85% de las cuotas de los hermanos a Tierra Santa.

 

Re3cordando el aniversario del padre Romualdo, se oficiará por parte de los capellanes una misa en la tarde de hoy en la iglesuia de San Isidro. Paseo del Rollo, 53. En la misma se recordará a los dos hermanos fallecidos este año y a los familiares que partieron al encuentro con el Señor durante este 2022.

 




HACE 5 AÑOS. EL CUSTODIO DE TIERRA SANTA EN SALAMANCA

 

 

El Custodio le entrega a Fernando Mayoral la medalla franciscana que recuerda la llegada de los franciscanos a Tierra Santa hace más de 800 años


6 de diciembre de 2017

BENDICIÓN DEL CRISTO DE LA HUMILDAD

 

Hace 5 años, en la tarde del 6 de diciembre, el Custodio de Tierra Santa fray Francesco Patton, bendecía la imagen del Cristo de la Humildad en la iglesia de San Francisco y Santa Clara de Salamanca. Él fue quien dio el primer beso, una vez bendecida, a la impresionante figura del Cristo de la Humildad, que había sido entregado a la Hermandad Franciscana el día anterior, por el escultor Fernando Mayoral.

La máxima autoridad franciscana de los Santos lugares, llegaba a Salamanca junto a fray Enrique Bermejo, (gran valedor en los principios fundacionales de la relación de la Hermandad con la Custodia Franciscana de Tierra Santa) incorporándose en Madrid a la expedición fray Teodoro López, responsable durante 40 años del Centro de Tierra Santa en España y guía espiritual de la primera peregrinación de nuestra Hermandad a los Santos Lugares.

Desde Salamanca, recordando esta efeméride tan importante, le enviamos el fuerte abrazo fraternal de toda la hermandad a nuestro hermano mayor honorifico, fray Francesco Patton, rogándole al Cristo de la Humildad que le de fuerzas, para seguir al frente de la importante misión que la Custodia Franciscana de Tierra Santa, lleva a cabo en los Santos Lugares.

La Junta Directiva en esta última parte de su mandato, que finalizará el próximo mes de mayo con la elección de un nuevo hermano mayor, está volcada en la preparación de la próxima peregrinación a Tierra Santa, que tendrá lugar durante el próximo mes de julio, y en la cual nos reencontraremos en Jerusalén con el Custodio, para entregarle el 85% de las cuotas que aportarán a primeros de año, todos los miembros de la Hermandad Franciscana.

 

 

 

  FERNANDO MAYORAL FUE HOMENAJEADO POR LA HERMANDAD FRANCISCANA DEL SANTÍSIMO CRISTO DE LA HUMILDAD DE SALAMANCA


 

Foto: Pablo de la Peña

Desde el más sincero agradecimiento, la Hermandad Franciscana del Santísimo Cristo de la Humildad, celebró con la colaboración del Casino de Salamanca, dos actos homenaje en recuerdo del escultor y hermano honorífico de la agrupación seglar franciscana, Fernando Mayoral.

El día 14 en la sala de proyecciones del Casino, se visionó el documental que fue realizado en su día por la agrupación Fe y Arte de la diócesis de Salamanca, bajo la dirección de Tomás Gil, sacerdote diocesano, director diocesano de Patrimonio Artístico y Cultural y capellán de la Hermandad Franciscana de Salamanca.

Foto: Pablo de la Peña
El documental hace un análisis de la importante trayectoria del artista, repasando la interesante y fructífera obra que Fernando Mayoral nos ha legado, después de una vida intensa, llena de conocimiento y valor artístico.

En dicho acto, intervino aparte de Tomás Gil, el historiador, columnista de La Crónica de Salamanca y director de la revista Pasión en Salamanca Francisco Javier Blázquez Vicente.

El pasado 21 de noviembre se remataba este justo homenaje al autor del Cristo de la Humildad que da nombre a la Hermandad Franciscana, con la intervención de Francisco Javier Blázquez Vicente, Montserrat González García, historiadora del arte y el hermano mayor de la Hermandad, J. M. Ferreira Cunquero. Como maestro de ceremonias intervino José Fernando Santos Barrueco.

Blázquez nos acercó a la trayectoria de Fernando Mayoral como escultor vinculado a una Semana Santa tan reconocida como la de Zamora. La amistad que le unió a Fernando Mayoral desde los años 90 del pasado siglo, le brindó la oportunidad de conocer de primera mano, aspectos y curiosidades dignas de ser recordadas en un acto como el que se celebraba. Todo lo que rodeó al proceso creativo del paso de la SANTA CENA de la capital del Duero, así como EL DE LA CONVERSIÓN DEL CENTURIÓN, Javier lo desmenuzó demostrando sus conocimientos sobre aquellos hechos, que unidos a los de los intentos de varias cofradías de Salamanca en hacerse con imágenes talladas por Fernando Mayoral en el pasado, despertó el interés entre los asistentes.

Posteriormente tomó la palabra Montserrat González, para destacar la faceta pictórica del escultor, mostrando diversas pinturas y dibujos, que demostraban, a través de los conocimientos de la historiadora, la plural y entroncada capacidad del artista en el dominio de los lápices y pinceles sobre todo tipo de materiales. Estructuras y rasgos que brotaban de la capacidad creativa de Mayoral, bajo las claras influencias de su faceta como escultor.

Foto: Pablo de la Peña

Una de las muestras proyectadas más interesante, hacía referencia a la participación de Fernando Mayoral, a través de los años, en la revista publicada en papel, Pasión en Salamanca.

Finalizó el acto con las palabras de J. M. Ferreira Cunquero, para mostrar el agradecimiento que a perpetuidad la Hermandad Franciscana, le debe al escultor por su generosidad, a la hora de haber regalado el valor artístico del CRISTO DE LA HUMILDAD a la hermandad que está unida a los cristianos de Tierra Santa por medio de la Custodia Franciscana.

 

Los dos actos han sido el inicio de ese caminar hacia los años y siglos que han de venir, donde la figura de FERNANDO MAYORAL, tendrá un lugar preferente en el corazón de la Hermandad Franciscana de Salamanca.

𝐋𝐀 𝐇𝐄𝐑𝐌𝐀𝐍𝐃𝐀𝐃 𝐅𝐑𝐀𝐍𝐂𝐈𝐒𝐂𝐀𝐍𝐀 𝐃𝐄𝐋 𝐒𝐓𝐌𝐎. 𝐂𝐑𝐈𝐒𝐓𝐎 𝐃𝐄 𝐋𝐀 𝐇𝐔𝐌𝐈𝐋𝐃𝐀𝐃, 𝐇𝐎𝐌𝐄𝐍𝐀𝐉𝐄 𝐀𝐋 𝐄𝐒𝐂𝐔𝐋𝐓𝐎𝐑 𝐅𝐄𝐑𝐍𝐀𝐍𝐃𝐎 𝐌𝐀𝐘𝐎𝐑𝐀𝐋.



𝐏𝐑𝐎́𝐗𝐈𝐌𝐎 𝐋𝐔𝐍𝐄𝐒 𝐄𝐍 𝐄𝐋 𝐂𝐀𝐒𝐈𝐍𝐎 𝐃𝐄 𝐒𝐀𝐋𝐀𝐌𝐀𝐍𝐂𝐀 𝐀 𝐋𝐀𝐒 𝟐𝟎:𝟎𝟎 𝐇𝐎𝐑𝐀𝐒
Se cierra con este acto el primer ciclo que recuerda desde el agradecimiento, a nuestro hermano honorífico Fernando Mayoral. El insigne escultor extremeño – salmantino, talló en su día por encargo de la Hermandad Franciscana la imagen del Stmo. Cristo de la Humildad, para procesionar en la noche del Sábado de Pasión.
Tan imponente obra, fue el último trabajo de grandes dimensiones que realizó el artista que enamorado de la idea, se entregó en cuerpo y alma durante meses, en un diálogo intimista con la talla que iba surgiendo lentamente como fruto de un extraordinario proceso creativo.
La imagen que se puede contemplar normalmente en la iglesia de San Martín, actualmente por las obras que se están realizando en el templo puede admirarse en la iglesia de La Purísima.

 

HOMAJE AL ESCULTOR FERNANDO MAYORAL

 


La Hermandad Franciscana del Santísimo Cristo de la Humildad, organiza y promueve con la colaboración del Casino de Salamanca, un acto homenaje al escultor Fernando Mayoral, fallecido en Galicia el pasado verano.

El escultor talló el Cristo de la Humildad que da nombre a la Hermandad Franciscana, para procesionar por las calles de Salamanca el Sábado de Pasión. Pero más allá de esa portentosa obra, que de forma accidental puede ahora contemplarse en la iglesia de La Purísima, Fernando Mayoral tiene diseminadas por toda la ciudad, varias esculturas que dan fe de la calidad de este escultor reconocido como uno de los mayores representantes de la escultura de nuestro tiempo. Así mismo varios medallones de la Plaza Mayor de Salamanca fueron tallados por el escultor, por encargo del Ayuntamiento de la ciudad.

El primer acto homenaje consistirá en la proyección de un documental sobre el escultor que ha sido dirigido por don Tomás Gil Rodrigo, director del Servicio diocesano Artístico y Cultural de la diócesis de Salamanca.

El acto tendrá lugar el próximo lunes, día 14, a las 20:00 horas en el salón de proyecciones del Casino de Salamanca

ESPÍRITU DE ASÍS 2022 EN SALAMANCA



La Hermandad Franciscana del Santísimo Cristo de la Humildad, junto a los hermanos menores capuchinos, promueve en la ciudad, el Espíritu de Asís, una oración comunitaria e interreligiosa para pedir por la paz en el mundo y la coexistencia pacífica entre las religiones.

Esta iniciativa  nació el 27 de octubre de 1986, cuando el pontífice Juan Pablo II reunió en la ciudad de san Francisco a los representantes de todas las religiones para rezar por la paz y pedir a Dios que la religión uniese a los hombres en vez de enfrentarlos. El Papa, en su discurso de apertura dijo: “Hemos escogido esta ciudad de Asís como el lugar para nuestro Día de oración para la paz por el especial significado del hombre santo que se venera en este lugar –san Francisco– conocido y reverenciado por tantos en todo el mundo como un símbolo de paz, reconciliación y hermandad”.

El eslogan propuesto para la edición de este año es “LA PAZ, TAREA PERMANENTE”. No puede haber paz sin amor.  

El espíritu de Asís se celebra en todo el mundo en la misma fecha que lo inició Juan Pablo II en 1986. En Salamanca, este año será el jueves 27 de octubre a las 20:00 h en la iglesia de los Capuchinos, calle Ramón y Cajal.