marquesina

CONTRA LA PERSECUCIÓN DE LOS CRISTIANOS EN EL MUNDO Y AL LADO DE NUESTROS HERMANOS POR MEDIO DE LA CUSTODIA FRANCISCANA DE TIERRA SANTA - HAZTE HERMANO-franciscanahermandad@gmail.com -

JUNTO A NUESTRO OBISPO CON LOS HERMANOS DE NICARAGUA


La Hermandad Franciscana del Santísimo Cristo de la Humildad, hace suya y comparte desde el dolor, la carta que nuestro obispo José Luis nos dirige a todos los fieles de la diócesis de Sala-manca, sobre la persecución que sufre nuestra Iglesia en Nicaragua.
El asedio que soportan nuestros hermanos en la fe en un gran número de países, sigue aumen-tando de forma escandalosa las cifras, resultando que más de 350.000 millones de seres hu-manos que siguen la estela de Cristo son perseguidos por sus creencias.
¿Dónde se esconden los defensores institucionales de los derechos humanos?
¿Acaso los cristianos no somos personas?
Los regímenes totalitarios como el de Nicaragua, desnudan su descalabro institucional, cuando asedian y vulneran los derechos humanos de los pastores de la Iglesia, por levantar su voz jun-to al pueblo, para denunciar la injusticia.
Rogamos a todos nuestros hermanos reforzar con la oración, ese carisma de nuestra Herman-dad, que nos obliga a alzar nuestro grito cofrade, contra el sufrimiento que padecen nuestros hermanos, al ser valiente ejemplo de lo que dice llena de amor, la Palabra.
Nos unimos a nuestro obispo, para seguir tejiendo esa propuesta de hermandad que nos lleve hacia el abrazo solidarios y fraternal con todos los hombres.

 

JUNTA DIRECTICA
Hermandad Franciscana
Stmo. Cristo de la Humildad

 

El Cristo de la Humildad, trasladado a la iglesia de la Purísima

 

Cristo de la Humildad- Iglesia de la Purísima de Salamanca

 

La Hermandad Franciscana del Stmo. Cristo de la Humildad, comunica a todos los hermanos y devotos de la imagen que fue tallada por Fernando Mayoral, que con motivo de las obras que van a efectuarse en la iglesia de San Martín, ha sido trasladada a la iglesia de la Purísima.

Con la colaboración de la Junta de Semana Santa, Policía Local y la Unidad Pastoral del Centro Histórico de Salamanca, varios cofrades de la Hermandad, bajo la direción del responsable del paso del Cristo de la Humildad, han trasladado en las primeras horas de la mañana, la imagen a su eventual ubicación.

La permanencia del Cristo de la Humildad en la iglesia de la Purísima, será provisional, mientras duren las obras de conservacuión que se van a llevar a cabo en la iglesia de San Martín.

ESTA MAÑANA NUESTRO HERMANO MANUEL MUIÑOS RECIBE EL TÍTULO DE HIJO ADOPTIVO DE SALAMANCA

 Podremos seguir el acto por el canal YouTube del Ayuntamiento a las 12:00

Después de haber pasado el lamentable y triste trance de perder a nuestros hermanos Fernando Mayoral y José Luis Gómez-Barthe hace pocas fechas, la vida nos conduce hacia este acontecimiento, que hoy reconoce con uno de los galardones más importantes que concede el Ayuntamiento de Salamanca, a nuestro hermano Manuel Muiños.

 

Manolo es uno de los nuestros desde siempre y como es bien conocido y reconocido, su labor como presidente de Proyecto Hombre Salamanca es encomiable. Pero su espíritu solidario hacia los demás, traspasa ese mundo de las adiciones en él que el se mueve, sin que se pueda olvidar que por encima de todo es sacerdote.

 

Al acto contará con la presencia de las autoridades, amigos y familiares, así como con la presencia de nuestro obispo José Luis.

 

Desde la Hermandad Franciscana le enviamos a nuestro hermano Manolo, el fuerte abrazo fraternal que nos une al Cristo de la Humildad, pidiendo que su ejemplo germine como una luz de esperanza evangélica entre todos nosotros.

 

FALLECE EL ESCULTOR FERNANDO MAYORAL - Autor del CRISTO DE LA HUMILDAD de Salamanca


Fernando Mayora durante el proceso creativo del Cristo de la Humildad
 

Fue el pregonero de la Semana Santa de este año, Paco Gómez, quien nos hacía llegar la triste noticia del fallecimiento de Fernando Mayoral.

Aunque naciese en Extremadura se vinculó desde muy joven a nuestra ciudad, dejando su firma en diversas esculturas de gran calidad por nuestras calles, así como 4 medallones en la Plaza Mayor.

Fue la Hermandad Franciscana después de diversos debates en los momentos iniciales de su fundación, la que decidió por unanimidad encargarle a Fernando Mayoral un Cristo, el primero y desgraciadamente el único, que forma parte de la Semana Santa de Salamanca.

Los primeros encuentros con él, primero a pie de calle y después ya en su estudio, fueron acercando la firme posibilidad, de que por fin uno de los escultores más importantes de nuestro tiempo, tuviese una imagen, no solo para Semana de Pasión Salmantina, sino para el disfrute de toda la ciudad.

Él es el gran protagonista de que esa soberbia y portentosa imagen que podemos disfrutar en la iglesia de San Martín, fuese tallada desde sus grandes dotes como artista creativo, con toda la libertad que desde el primer momento le proporcionamos.

Tenemos que agradecerle su gran generosidad al regalarnos el valor creativo de la imagen, que nunca habríamos podido acometer, por la debilidad económica que mantenemos como uno de nuestros principios básicos.

Atrás quedan todas las conversaciones y todas las visitas a su estudio, donde fuimos recibidos siempre con aquella sonrisa tan cercana y humana, sin importale compartir cada momento del proceso escultórico con nosotros.

Con Fernando Mayoral, se va una parte de la historia de la Hermandad, algo que vivimos junto a él en momentos espaciales intensos, muy intensos, hasta que en aquel 5 de diciembre de 2017, cuando nos entregaba la imagen,  pudimos entender que le costaba un gran esfuerzo desprenderse de ella: Es que la voy a echar de menos en el estudio…

Y así, fuimos acompañados por él en la primera marcha penitencial. Su esfuerzo era mitigado, (lo decía él) porque delante llevaba al Señor que ya no era suyo, sino de la ciudad de Salamanca.

A partir de ahora, cada año, en cualquier tiempo, Fernando Mayoral vestirá el hábito franciscano de la eternidad a nuestro lado y en él tendremos una de las referencias ejemplarizantes más intentas que hayamos vivido.

Descansa en la eternidad querido amigo y que el  Señor de la Humildad que te acoge a su lado siga guiando nuestro paso.

Hermandad Franciscana

Santísimo Cristo de la Humildad de Salamanca