FINES



La Hermandad Franciscana del Cristo de la Humildad nace con el objetivo de promover iniciativas y oraciones en favor de la fraternidad y concordia de todos los cristianos, especialmente por aquellos que mantienen la presencia de nuestra fe en los territorios de Tierra Santa. La ayuda directa ha de ser una constante en su trayectoria y por ello, la Hermandad se compromete a enviar al menos la mitad del total de sus ingresos a la Custodia franciscana de Tierra Santa.
Los integrantes de la Hermandad Franciscana del Cristo de la Humildad, al vincularse a esta iniciativa cristiana, han de comprometerse a difundir y cumplir fielmente los preceptos fundacionales:
Anunciar el mensaje del Evangelio que brota de la contemplación, desde la espiritualidad y piadosas devociones del franciscanismo, de los misterios centrales de la redención humana: la encarnación, pasión, muerte y resurrección de Jesús el Cristo.
Promover el acercamiento a los cristianos que residen en los territorios encomendados a la Custodia de Tierra Santa y apoyar a esta institución en el mantenimiento de los Santos Lugares.
Rezar por la concordia de los pueblos en Oriente Medio y la coexistencia pacífica de las tres grandes religiones monoteístas que convergen en Jerusalén.
Apoyar las acciones pastorales y sociales de la diócesis de Salamanca.